LOVING MY NAILS

¡Buenas y relajadas tardes de domingo! Como ya viene siendo habitual hoy es el día perfecto para hablar de belleza y en este caso en concreto para hablar de manicuras. Porque, aunque pueda parecerle raro a algunas personas, he optado no solo por mimarlas, sino también por no mordermelas y para ello lo mejor de todo es empezar por una buena manicura. Tenerlas cuidadas en cuanto a su limpieza y limado, así como pintadas ayudara a que evitemos mordernoslas por el simple hecho de querer vernos las manos bonitas.

Por eso, ayer aproveche la ocasión y estuve en Kirey. Mientras ponían a mi madre guapa, yo aproveche la ocasión para hacer lo mismo. Puse en las manos de Rosa mis uñas para que me realizase una manicura permanente. Y es que, como bien explicó Rebeka Lopez; directora de Kirey, para el post A DESIRABLE MANICURE, la manicura permanente es de lo más recomendable, especialmente para aquellos que nos mordemos las uñas.

Es por ello, que viendo la apariencia de mis uñas no cabe duda alguna de que esta es una de las mejores soluciones para conseguir que luzcan lo mejor posible. Como podéis observar en la fotografía de abajo me muerdo las uñas de manera desmesurada y sin ningún tipo de compasión, ni contemplación. Últimamente llevo tiempo sin llevar a cabo esta tan mala costumbre, pero teniendo en cuenta que llevo haciéndolo durante años es difícil, que sin un buen tratamiento mis uñas puedan lucir perfectas. Por lo que la manicura permanente les permitirá ir creciendo poco a poco y por tanto reconstruyéndose hasta lograr estar lo más presentables posible.

Pero, ¿en qué consiste dicha manicura? ¿Cómo se realiza? Pues bien, es momento de explicaros todo el proceso porque a diferencia de la manicura que todas y todos conocemos como tal, esta no solo emplea diferentes tipos de productos sino también diferentes tipos técnicas en su elaboración.

Aunque, como en la convencional, el principio es el mismo. Como en toda buena manicura lo primero que se debe hacer es eliminar el esmalte, en caso de que lo llevase. Después es importante la realización de un correcto limado, de hecho, es uno de los pasos más importantes puesto que crea el estilo que posteriormente tendrá nuestra uña. Más tarde, es importante trabajar las cutículas aplicando un removedor de cutículas que sirve para emblandecerlas. 

Una vez hecho esto es momento de darle a nuestras uñas, en este caso a las mías, un toque de color para que luzcan mejor que nunca y de esta manera lograr que vuelvan a ser las que fueron en un pasado ya bastante lejano. En primer lugar toca aplicar una base. Esto también se debe hacer y se hace en la manicura convencional, sin embargo, en este caso lo distinto se produce al tener que meter la mano en una maquina conocida como; lámpara UV o LED. 

Terminado este proceso es momento de aplicar color a nuestras uñas. Esta vez me decante por unos mis colores favoritos en cuanto a esmaltes. El granate me encanta en todos los aspectos, también para vestir, por eso una vez más opte por este color para mi manicura. Una vez aplicada la primera capa de pintura tocaba meter las manos durante 60 seg en la lámpara UV o lámpara LED y después repetir el proceso con una segunda capa.

Y por ultimo es momento de aplicar el ultimo de los esmaltes. El essie gel-top coat que sirve para sellar el color de la manicura, apotando un acabado de efecto gel. Además, dicho esmalte también proporciona una capa protectora extra gruesa que maximiza el brillo y prolonga el color de nuestra manicura. En este proceso también será necesario introducir nuestras manos durante 60 seg en la lámpara UV o LED.  

Pero, aquí no queda la cosa. Una vez pintadas es momento de aplicar con un algodón un producto que ayuda a eliminar el exceso de grasa que pudiese tener el esmalte y hecho esto, toca aplicar una crema de manos para hidratarlas y lograr que la manicura este perfecta. 

¡LISTO! Es momento de lucir unas uñas mucha más bonitas y también cuidadas y seguir con el propósito de no morderselas para que en un futuro no muy lejano logren ser presentables.

  • Pasadas las tres semanas que dura la manicura permanente es necesario acudir al centro donde dicha manicura fue realizada para que esta sea eliminada con un producto especifico para ello y con un palito de naranjo para no debilitar la uña. En Kirey en el precio de la manicura (30 € / 24€ los jueves) esta incluido el retirado, puesto que para dicho centro es muy importante este proceso, puesto que de hacerlo mal podría llegar a debilitarse la uña. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s