MIKEL MARTIN: “AL PRINCIPIO LE TENÍA MIEDO Y AHORA LE TENGO GUSTO”

Henry David Thoreau dijo: “Si  uno avanza en la dirección de sus sueños, y se esfuerza por vivir la vida que ha imaginado, se encontrara con un éxito inesperado en algún momento”. Puede que el sueño de Mikel Martín no sea ser modelo por toda la vida, pero soñaba con el hecho de probar suerte en este mundillo, por lo que no quiso renunciar a él y opto por ponerse a trabajar doblando camisas en Zara para poder lograrlo.

Esta es una de las historias, que este Estudiante de enfermería y modelo de M.class, me contó acerca de sus inicios como modelo. Sin embargo, no fueron las únicas cosas de las que hablo. Se atrevió a definir el mundo de la moda como una droga, puesto que es capaz de engancharte desde el minuto uno. Un mundo, el del modelaje, que le aporta felicidad y que le ha ayudado a conocer a personas maravillosas. Un hombre al que le gusta reírse, pero no sonreír. Como él mismo dice: “soy más de la mirada de zoolander, acero azul.”

¿Por qué decidiste iniciarte en el mundo de la moda?

Realmente, no sé si hay una respuesta clara para esta pregunta. De pequeño me decían que yo iba a ser alto y delgado, y que me iría bien en el baloncesto o trabajando como modelo. Lo del baloncesto lo probé y no tuve muy buena experiencia. Así que opte por probar en el mundo de la moda. Empece muy joven con 15 o 16 años, no recuerdo muy bien. Oí en la radio que había un casting en el Boulevard y como yo andaba con la curiosidad pues decidí probar haber que tal. Me presente y me cogieron. Más tarde desfile en el Corte Inglés y como me iba gustando lo que hacia decidí meterme en la agencia. Al principio no tenía dinero y claro mis padres no me lo iban a pagar por lo veían como un capricho, más que otra caso. Por eso, me puse a trabajar en Zara a doblar camisas hasta que tuve dinero y me metí en la agencia. Por lo que no hay una razón especifica de que alguien me vio y le guste, sino que me llamó la atención y me gusto y ya.

¿Qué es lo que más te apasiona de este mundo?

Diría que todo. Es curioso, pero para bien o para mal me gusta todo. Recuerdo que cuando estábamos en la agencia o cuando estábamos en la pasarela, lo llamaban la droga porque no sé que tiene pero llama mucho la atención, gusta mucho y deja con ganas de más. Conoces gente nueva, te lo pasas bien con compañeros, aprendes a no verlo como algo elitista; sino que hay gente muy parecida a ti y gente que no se parece en nada. Al final lo bonito es que entablas muchas amistades.

Hay quien piensa que en este mundo de la moda no surgen amistades, ¿crees que es así?

A nivel internacional no sabría decirte porque no he trabajado todavía, a ese nivel. Pero, hay nivel provincial no creo que sea así. Al principio solo somos conocidos, pero al final surgen amistades. la prueba esta en que cuando acaba la semana de la moda aquí en Vitoria, el ultimo día y si no se puede el ultimo día, al día siguiente, vamos todos a cenar y después salimos de fiesta hasta las seis o las siete de la mañana. No es verdad eso de que no hay amistad. Yo me he ido con amigos, fuera de las pasarelas, de copas y nos lo hemos pasado genial. Es un tipo de amistad que no se cuestiona. Al final, hay tantos modelos como personas. No todo es tan bonito como se ve desde fuera, pero tampoco es tan feo por lo menos desde lo que a mi respecta.

¿Por qué no es tan bonito como parece? 

No sé, en cierto modo es un mundo de comercio y también se considera espectáculo. Entonces, todo lo que hay detrás de algo bonito al final no resulta tan bonito. Hay momento buenos y malos, sino sería un trabajo demasiado fácil. Hay muchas horas de practica. He odio a gente decir que solo nos ponemos delante de una cámara y salís a andar, pero hemos empleado desde noviembre a febrero tres días a la semana dos horas a aprender a nadar y de marzo a julio nos ha tocado a hacer lo mismo, y tienes que ponerte delante de un espejo a ensayar poses, etc. No es fácil de abordar y tampoco lo puede hacer cualquiera sin un tipo de preparación.

¿Qué técnicas os enseñan para desfilar y posar? 

Coreografías: giros, vueltas, poses, sales con otra u otras personas con las que te tienes que sincronizar, aprender a moverse con naturalidad,… También a como asumir las coreografías de manera rápida.

Muchos lo catalogan como un juego ¿Cómo lo defines tú?

Es un mundo complicado porque es muy fácil crecerse, porque durante unos instantes eres tu el centro de atención; bueno en realidad tu no, sino la ropa que llevas pero tu también, o al menos es lo que te gusta pensar. Pero también es muy fácil caerse y por eso hay que asumir las cosas con la máxima humildad. A veces te piensas que le has gustado a alguien en un casting y luego resulta que no es así o piensas que lo has hecho fatal en otro casting y resulta que te cogen y te dan una alegría. Por eso tiende a ser complicado y al final te tienes que adaptar tu a él, sobre todo si tienes que compaginarlo con estudios.

¿Cómo lo compaginas tú?

Como puedo. Si puedo movilizo algunas clases y sino, pues las clases que son menos importantes intento saltármelas.Pero sino puedo, pues con todo el dolor de mi corazón tendría que decir que no. En la semana de la moda me ha pasado,porque yo estudió en Pamplona, ir y volver en el día. Acabar a las once de la noche, levantarme a las cuatro de la mañana para coger el bus de las seis para volver luego a la tarde, acabas cansado pero es lo que me gusta por lo que sarna con gusto no pica.

¿Acabas saturado? 

Saturado al final no, porque lo que más me preocupaba era atrasarme a nivel de estudios. Una vez que acabe los estudios voy a intentar vivir de esto, todo el tiempo que pueda y todo cuanto pueda. Pero tengo claro que necesito algo para un futuro No puedo llegar a los cuarenta y decir que no se hacer nada.

Entonces, ¿ves esto como una profesión para dedicarte a ella en un futuro o como un hobbie?

Ahora mismo, me veo obligado a verlo como un hobbie por temas de estudios. La gente siempre me dice que lo vea como un hobbie porque lo primero son los estudios. Y si, lo primero son los estudios, pero si puedo compaginarlo voy a compaginarlo.

¿Te ha robado parte de tu vida?

No me ha robado parte de mi vida porque es algo que hago yo porque me gusta. Es algo que yo he decidido y por lo que he optado en un momento de mi vida. Pero si que ha influido en parte de mis relaciones por falsedades o intereses. En mis relaciones amorosas, por ejemplo. Me ha traído problemas con algunas personas, pero suelen decir que mejor solo que más acompañado. Dentro de la pasarela o en una sesión de fotos soy modelo, pero fuera de ella me considero un chico normal como otro cualquiera. Un chico sencillo, con sus manías.

No se exige lo mismo a una modelo, que a un modelo ¿consideras que es justo?

No sé si es justo o no, al final todo va en función de lo que quiere o exige el cliente. Pero si que es cierto, que ni todos los trabajos son para todos, ni tampoco te tienes que amoldar a todos los trabajos. Es importante tener personalidad. Que se considere justo o no es muy relativo, porque lo que para nosotros no es justo igual para ellas lo es y lo que para nosotros es justo para ellas no lo es. Yo creo que también hay que tener un poco en cuenta hasta lo que uno este dispuesto a dar.

¿Qué se os exige a vosotros?

Se nos pide que estemos definidos y que no nos pasemos de la talla, porque si que es cierto que a los chicos nos gusta hincharnos en el gimnasio. Yo aunque quiera no puedo, tengo esta genética, que le vamos a hacer. Pero también depende de lo que tu estés dispuesto a dar, porque se te exige entre comillas.

 ¿Qué tipo de deporte haces?

Natación y a un nivel exigente, en ese ámbito me exijo bastante. Y también hago capoeira desde hace unos años.

¿Te sigue atrayendo de la misma forma que cuando no sabias de que trataba?

Es una pregunta que me he hecho yo bastante veces. Al principio le tenía miedo y ahora le tengo gusto. Siempre tiendes a querer más y no por el hecho de lucirte, sino porque tiene algo. Es como una droga. Su parte buena en el sentido de que te gusta y quieres mal y su parte mala es que sino hay más, estas con el mono. Hay quien puede interpretarlo y decir que para estar así, mejor no estar. Pero a mi me gusta y no tengo intención de dejarlo.

¿Qué es más duro desfilar o posar? 

Depende de con quien trabajes, pero a mi desfilar me encanta. Le hemos dedicado tanto tiempo que la base ya la tenemos. Lo tenemos automatizado. Igual lo mas difícil sería sincronizarte y que te salga todo perfecto, acordarte de la coreografía y coordinarte con la otra persona. Hacerlo bien, porque al final eso sucede en directo. Posar depende un poco de con quien trabajes. Las primeras sesiones nos dejaban posar a nuestro rollo y las siguientes las hice con Asier Bastida. El te ayudaba bastante. Tu ponías de tu parte, pero el también te corregía. Desfilar me encanta, sobre todo cuando me dejan improvisar. Pero lo que realmente me apasiona es el tema de posar, porque si hay algún fallo pues puedes corregirlo.

¿En algún momento te has sentido insatisfecho con algún trabajo?

No. Si que me he sentido con ganas de más, pero insatisfecho nunca.

¿Te has enfrentado alguna vez a alguna situación desagradable?

No. Quitando alguna llamada de atención por no haberlo hecho todo perfecto, no me ha tocado vivir nada desagradable hasta el momento. Aunque más que la llamada de atención, lo que ha pasado es que me ha dolido a mi fallar en ese sentido. Porque claro, tu vas a una agencia y lo mínimo que tu esperas de tu mismo es darlo todo. Eso ha sido igual algo desagradable, llevarme un mal trago en ese sentido.

Según tu ¿qué es más difícil trabaja como modelo masculino o como modelo femenino?

En cuanto a los modelos es un mundo muy poco explotado en el que no hay nada escrito en cuanto a como posar y en ese aspecto te tienes que buscar tu tus propios trucos. Que la pose resulte natural, sin tener nada escrito, cuesta mucho. Pero yo diría que por el hecho de sufrir, ya solo por el hecho de desfilar en tacones, es mas sufrido ser, modelo femenino. Es una forma de desfilar y posar muy distinta.

Adriana Lima se quejo mediante instagram de lo duro que es ser modelo ¿han sentido alguna vez la necesidad de hacer lo mismo? 

Yo intento mantenerme al margen, pero a veces me resulta imposible porque oigo una cantidad de chorradas o leo una cantidad de barbaridades. No se si dicen esas cosas porque conocen a alguien que haya tenido una mala experiencia o simplemente porque lo piensan y ya. Pero siempre habrá gente que hable sin saber. Yo creo que lo mejor para conocerlo, es vivirlo. Aunque no estés muy desencaminado en la opinión que tengas, no siempre es lo mismo verlo que no verlo. Por lo que si te gusta, tengan o no tengan razón lo vas a defender. Y lo mismo pasa al revés, si no te gusta, tengan o no tengan razón, lo vas a odiar. Así que por mi parte, yo ya he optado por no meterle por los ojos a la gente lo que a mi me gusta. Quien quiera saberlo hará el esfuerzo por saberlo.

 

  • Las fotografías has sido cedidas por Mikel Martin y realizadas por Asier Bastida. 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s