MIKEL GONZALEZ: “NO ES SOLO LO QUE VEN, HAY MUCHO DETRÁS”

Dentro del mundo de la moda existe muchísima competencia y es que como le dije yo a Mikel Gonzalez, “hay mucho chico guapo”. A pesar de ello, el sueña a lo grande y si pudiera le gustaría trabajar en Nueva York o Milán.

Este vitoriano de 21 años y modelo de M.class se define como un buenazo y asegura que le molesta que la gente suela hacerse una imagen equivocada de él por el simple hecho de ser modelo. Aun así, él no pierde esa sonrisa picara y seductora que le gusta poner a la cámara. También dice que es un chico al que le gusta bailar y hacer mucho el tonto. En definitiva, un hombre divertido, risueño, atrevido, sexy y también comprometido con su trabajo; el cual le resulta ameno y divertido.

¿Qué fue lo que te llamaba la atención de este mundo?

No sé muy bien. Supongo que lo que más me gustaba era estar al día y el hecho de llamar la atención, yendo bien vestido.

¿Por qué razón decidiste iniciarte en él?

Cuando era pequeño mi madre me dijo de hacer un casting y por eso empece. Si te soy sincero este mundo no me llamaba mucho la atención. Me gustaba ir bien vestido e ir guapo, pero el mundo del modelo no era algo que me llamase. No me llamaba el hecho de desfilar o de posar.

¿Qué sentiste la primera vez que desfilaste?

Estaba nervioso. El primer desfile me tocó hacerlo en el Boulevard. Las tres plantas estaban petadas de gente, asi que ya te puedes imaginar cómo me sentí. Nervios, muchos nervios.

¿Qué es lo que se te pasaba por la cabeza en tu primer desfile?

Lo único que quería era que se acabara. Estaba super nervioso.

¿Algunas vez la has “cagado” en algún desfile?

Sí, pero he sabido salir de la situación.

¿Qué fue lo que pasó?

Pues, en un desfile me tocó tener que quitarme la bata y no pude quitármela porque el nudo que me hicieron era un doble nudo y pues claro yo al tirar, no sabía quitar el nudo y claro yo tiraba pero no se soltaba. Todo el mundo se reía y yo pues estaba apurado, porque claro la gente veía que yo estaba tirando y que no se soltaba, y es que encima me la tenía que quitar. Pero, bueno al llegar al final como estaba mucho tiempo parado pues me la quite.

¿Qué requisitos se os exigen?

Las medidas. Te piden una altura determinada, aunque para ser modelo de poses las alturas no tienen nada que ver. En fotografía, por ejemplo, no piden un requisito de altura. Pero en los desfiles si. A los chicos un mínimo de 1,80 para tener un poco de planta. Yo mido 1,88, así que en la altura doy la talla. En las tallas me paso un poco, tendría que adelgazar.

¿Cómo suele se la jornada laboral de un modelo?

Depende del trabajo, pero tienes que estar dos o tres horas antes para que te preparen. Tienes que levantarte pronto y estar descansado para no tener cara de cansado.

¿Eso significa que has aparcado la vida de juerguista? 

Bueno, alguna vez he salido y al día tenía que trabajar. Alguna vez, no siempre. Alguna vez me he escapado, pero por lo general no salgo porque hay que descansar.

¿Cuántas horas son de trabajo? 

Pues habría que contar todo. Porque claro ahí te preparan, te maquillan, te peinan,…y después tienes que esperar hasta que es el desfile y para una sesión de fotos te tiras todo el día. Una vez estuve desde las once de la mañana, hasta las doce de la noche. Eso fue la muerte, la muerte súbita. Yo estaba ya reventado. Porque claro la sesión empezó a las once, pero tuve que estar desde las nueve y media allí y me levante a las ocho. Bufff, estaba super cansado.

¿Cómo te imaginabas que era el trabajo de un modelo?

Pues, la buena vida. Me pensaba que era un juego y me he dado cuenta de que es duro. Parece que no, pero es jodidisimo. Si quieres llegar a ser algo…

¿Haces algo más, aparte de trabajar como modelo? 

Sí, yo he estudiado y ahora tengo algún negociete. No me gusta hablar mucho de ello. No es nada raro, pero prefiero no contarlo.

¿Crees que este trabajo os expone negativamente y crea una imagen distorsionada de vosotros?

Sí, la gente se piensa que somos unos chulos. Cuando te ven, lo primero que piensan es eso. Se piensan que somos unos flipados.

¿Lo sois? 

Bueno, depende. Hay gente que si y hay gente que no. Yo que estoy dentro de este mundo veo gente muy falsa. A ti te tratan bien porque estas allí con ellos y cuando sales te miran por encima del hombro. A mi eso no me gusta porque yo no soy así. Doy esa imagen por como ando y todo eso, eso si que me lo dicen mucho, pero luego me conocen y ven que no es así. Yo soy un buenazo.

¿Te consideras una personaje exigente a la hora de trabajar?

Sí, para mi el trabajo es muy importante. Hay que ser serio y constante.

¿Qué te exiges? 

Estar a la hora que te mandan, estar descansado, cumplir con las medidas,…Cumplir con todo lo que te piden.

¿Sigues alguna dieta?

Sí, yo no como mierdas. No como porquerías; grasas, bollería. Yo ese tipo de cosas no como.

¿Qué tipo de ejercicio haces? 

Ir al gimnasio cinco veces al día, una horita. No me mato, no es una obsesión. Yo voy de vacaciones y no pienso en el gimnasio. Me cuido pues por eso, porque al final es una imagen.

¿Te has sentido alguna vez frustrado tras un trabajo realizado?

No, frustrado no.

¿Y decepcionado? 

Decepcionado con la gente porque es lo que te he dicho antes, se creen que por ser modelos son estrellas o son más que alguien. A mi eso no me gusta. La gente te decepciona porque a ti te tratan bien porque estas dentro con ello, pero sino estarías dentro con ellos, ¿qué pasaría?

¿En esta profesión no hay amigos o hay muy pocos? 

Hay muy pocos, yo creo. En mi opinión, desde mi humilde opinión, yo creo que no. Algún amistad si que sale. Yo he conocido gente con la que me llevo muy bien, pero amistad hay muy poca. Hay más envidia que otra cosa.

¿Sois más envidiosos vosotros que ellas? 

No. Hay envidia, pero ellas son peores. Se atacan mucho más. Estas con ellas y oyes algún comentario como; “mira esa, como puede estar así”.

¿Qué es lo que te aporta el trabajar como modelo?

Me gusta, me da mucha felicidad. Me gusta lo que hago. Me entretiene mucho, haces el día y acabas cansado, pero es divertido, es ameno, no te aburres. Y al final, estas con gente; que igual no todos te caen  bien, pero si que sueles estar con gente con la que te lo pasas bien.

¿Es un trabajo rutinario? 

No, cada día es diferente. Un día te citan a una hora, te preparan de distinta manera,…Las horas muertas son un poco aburridas, pero no es algo rutinario. Los desfiles no siempre son iguales. Hay desfiles que cambian. No siempre es ir y volver. A veces en vez de salir de uno en uno, salimos cinco a la vez y haces una especie de coreografía.

¿Consideras que tus compañeras están sometidas a mayor presión o mayores exigencias que tu o mejor dicho que un modelo masculino?

Si, en las tallas sobretodo. Las exigen muchísimo más. Suelen estar super delgadas.

¿Qué peso se os exige?

No te exigen un peso, te recomiendan. Tu decides después lo que hacer. Yo por ejemplo, si que debería estar más delgado, yo estoy marcado y todo tampoco estoy super exagerado exagerado, pero si que debería de estar mas finito. Y te lo recomiendan, si quieres trabajar y hacer más cosas.

Pero, ¿a ti te llaman bastante?

Si, porque yo cuando veo que se acerca la semana de la moda pues aflojo un poco. Toca apretar menos en el gimnasio si quiero hacer algo. Si no, no me llaman o me llaman, pero menos. Igual de cinco días de la semana, pues solo trabajaría uno o dos. Y yo quiero trabajar más y ganar más.

¿Te has planteado irte fuera?

Me ofrecieron irme a la India, pero estaba atravesando una mala etapa y no me rentaba irme.

Si te lo ofrecieran ahora ¿cuál sería tu respuesta? 

Tendría que ponerlo en una balance. Depende de lo que me ofrezcan. Ha habido gente que se ha ido y lo que ha ganado ha sido una miseria. Yo tendría que valorarlo, si me ofrecen pues…pues igual si.

¿Dónde te gustaría que te ofrecieran irte?

Si pudiera elegir, que no puedo, me iría a Nueva York o a Milan. Pero, es muy difícil, hay mucha competencia.

¿Cambiarías algo de este trabajo?

Que nos valorasen un poco más. La gente suele decirte eres modelo, solo modelo. Hay algo más aparte de un modelo. Es un trabajo y hay mucho detrás de él. El trabajo igual solo dura una o dos horas, pero es que antes ha habido seis horas de preparación. No es solo salir en el desfile y ya esta. Yo llevo ahí desde las cuatro de la tarde, hasta las ocho o nueve. Me gustaría que valorasen mucho más lo que hacemos. No es solo lo que ven, la foto y ya. Hay mucho detrás.

¿Cuánto tiempo de ensayos se requiere para un desfile?

No hay un tiempo como tal. Es más el tiempo que uno necesita para aprender la coreo que le dice y así. Yo, por ejemplo, soy bastante disciplinado. A mi me dices esto, esto y esto una vez y se me queda. Hay gente que es menos avispada para eso. Hay gente a la que le dice cosas super sencillas como; sales, te paras, das una vuelta,vuelves y te vuelves a parar y se pierden. Yo no, yo para eso soy bastante serio. Yo cuando me estas hablando te escucho y me quedo con la información.

¿A qué te gustaría dedicarte en un futuro, sino logras ser modelo? 

Me gustaría opositar para policía, aunque me gustaría más poder vivir del modelaje y vivir la buena vida. Pero es muy difícil, por eso hay que tener los pies en la tierra.

Para acabar, ¿cómo definirías este trabajo? 

Diría que es ameno y divertido. No es un trabajo monótono, ni repetitivo. No te aburres y eso es para valorarlo en un trabajo. Es duro, pero tampoco es tan malo porque conoces gente, a nuevos peluqueros, diseñadoras,…Estas con mucha gente.

 

  • Las fotografías de dicha entrevista han sido cedidas por Mikel Gonzalez y realizadas por el fotógrafo; Asier Bastida 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s