DIME COMO VISTES Y TE DIRÉ QUIEN ERES

Suelen decir que “el hábito hace al monje”,  es decir, que según nuestra forma de vestir transmitimos un mensaje u otro. De todas formas, yo no estoy de acuerdo puesto que existen personas muy camaleónicas, como es mi caso.

Es decir, aquellos que nos sentimos cómodos ya sea llevando un estilo casual, urbano o un poco más sofisticado. Y es que la forma de vestir no siempre tiene porque determinar nuestra personalidad. De hecho, en algunas ocasiones nos vestimos según nuestro estado de ánimo o acorde al lugar al que vamos.

Sin embargo, para aquellos que estudian la psicología de la ropa esto no es así y aquello con lo que decidimos cubrir nuestro cuerpo revela mucho más de lo que pensamos. Según “la psicóloga de la ropa”; Sarah Whittaker: “cada pieza que llevas puestas es una palabra que revela algo de ti. Sin darse cuenta, las personas pueden expresar a través de su look justo lo que no quieren confesar de sí mismas”.

Pues bien, en base a la psicología de la moda y a lo que los psicólogos determinan sobre llevar una ropa u otra, la página SixWise.com reveló lo que significa el ir vestido de una u otra manera:

De marca: si todo lo que llevas puesto es de diseñadores famosos los demás pueden verte como una persona exitosa y selectiva o también como alguien materialista e inseguro; una persona que intenta compensar vacíos emocionales con su ropa.

De forma provocativa: algunas mujeres optan por llevar siempre la falda muy corta, la blusa extremadamente ajustada o el escote más “generoso” simplemente porque les parece natural y divertido. Sin embargo, la mayoría de las veces el mensaje que se transmite es inseguridad y un fuerte intento por llamar la atención. Esto puede sugerir que esa mujer lo único que puede ofrecer es un físico.

Elegante-informal: aquellas personas que se visten de manera elegante en un ambiente profesional se revelan como alguien flexible, así como seguras de sí mismas.

Muy llamativa: el bolso azul eléctrico, los lentes rojo encendido, las cadenas que anuncian tu llegada, el vestido cargado de brillo… delatan a la persona que desea separarse “del montón”.

Muy apagada: aquellas personas que se decantan por los tonos neutros, los accesorios minimalistas o prefieren vestir con un look más clásico dan la impresión de ser personas retraídas, que desean pasar inadvertidas.

Informal: si solo usas jeans, camisetas, sandalias o zapatos tenis, etc puedes parecer alguien sin personalidad definida, es decir, alguien poco versátil.

Deportiva: si eres de las personas que siempre visten con las típica ropa para ir al gimnasio corres el peligro de ser vista como alguien inmadura o descuidada.

¿Estás de acuerdo o consideras que todo esto es solo palabrería?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s