CAMUFLANDOME

31 de octubre. Hoy, en una de las noches más terroríficas del año, vengo ha hablaros de algo totalmente opuesto a Halloween. Mi nuevo post no tiene nada que ver con esta tradición americana, que ya hemos hecho propia. Vengo a hablaros de moda. En especial de tendencias y en concreto de una que ha decidido volver. Puede que esta no lo haga pisando fuerte, pero si que lo hace con ganas.

Como ya sabréis, la moda tiende a cambiar, a sorprendernos y a maravillarnos día a día. Hay tendencias que desaparecen, otras que optan por reinventarse y después están aquellas que intentaron serlo, pero que se quedaron en eso en un simple intento. A su vez, también existen esas tendencias que nos enamoran tanto que logran permanecer siempre en nuestros armarios y prácticamente en nuestro día a día. Y luego están aquellas que se seguimos adorando, pero que poco a poco han ido pasando a un segundo plano.

Prendas que durante un tiempo fueron lo único que optábamos por ponernos y que de la noche a la mañana, con la aparición de nuevos “trapitos”, decidimos sustituir. De todas formas las mujeres tendemos a rescatar de nuestro fondo de armario cosas que llevábamos años sin ponernos, para hacerlo de nuevo. Y esto es lo que le ha tocado sufrir al estampado camuflaje.

Durante tres años fue uno de los estampados más adorados y deseados entre las mujeres. Algunas incluso optaron por ir de la cabeza a los pies vestidas de camuflaje (craso error) y es que, precisamente dicho estampado, nunca pasara de moda. Puede que lo hayamos tenido durante un tiempo olvidado, pero precisamente por ello ha resurgido con más fuerza que nunca, para reivindicar su sitio.

Este estampado siempre se ha caracterizado por el uso de tonos verdes y marrones. Aunque, con el paso del tiempo muchas firmas de moda han optado por introducir nuevos colores, como los pastel. Además, las firmas no solo han arriesgado a la hora de cambiar el color, sino que también han optado por “teñir” con dicho estampado cualquier prenda o complemento.

Infinitud de camisas, pantalones, parkas, faldas,….así como, bolsos, pañuelos, zapatos, gafas de sol,…han optado por rendirse al look militar, que ofrece el estampado camuflaje. Además, combinarlos en muy sencillo solo hay que apostar por estilismos en colores lisos y con el mismo tono. Por otro lado, también se puede combinar con looks en negro, marrones o blancos.

Como no podía ser menos, yo también me rendí en su momento a este print y he vuelto hacerlo. Vivo enamorada de mis shorts de camuflaje.

DSC08279_converted

DSC08288_converted

DSC08299_converted

DSC08301_converted

DSC08317

DSC08320

Fotografía por: VANESA GOMEZ

Modelo: LARA MALAINA

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s